Catedral de Salerno, Salerno

La catedral de Salerno es una joya de época medieval, que en su estructura combina la arquitectura románica con el estilo normando y bizantino.

Mármoles de brillantes colores embellecen las taraceas geométricas y los motivos con figuras de discos y de lacería de los mosaicos de la catedral de Salerno, uno de los monumentos medievales más destacados de Campania. La rica decoración, hecha de teselas marmóreas polícromas, es obra de los maestros de la escuela cosmatesca, activa en el centro y sur de Italia durante el siglo XII.

La Colección

OVS
ARTS
NEWS

Arts of Italy no es tan solo un proyecto que aúna de forma creativa los lenguajes de la moda y el arte. Su objetivo principal es el de acercar el patrimonio artístico italiano a la comunidad de OVS a través de una narración inédita. Por ello hemos creado las Art News, pequeñas píldoras con curiosidades, anécdotas y sugerencias para conocer mejor el arte italiano, que nos permitirán volver a descubrir, apreciar y valorar la extraordinaria belleza que tenemos ante nuestros ojos.

2. Catedral de Salerno

La Catedral de Salerno conserva en su interior un tesoro secreto considerado el lugar más sagrado de la iglesia: la cripta, que alberga las valiosas reliquias de San Mateo, patrono de la ciudad. La tumba es visible solo a través de una ventanita circular, se encuentra exactamente bajo el altar mayor de la catedral y está formada por un gran baldaquino sobre el que triunfa una estatua del santo retratado mientras escribe el Evangelio.

Cattedrale di Salerno

Estamos acostumbrados a admirar obras de arte como la Capilla Sixtina, con su Juicio Universal y la maravillosa cúpula con frescos de Miguel Ángel, elevando la mirada hacia arriba, pero no todos saben que también sus pavimentos representan un extraordinario testimonio artístico. Estos también, en efecto, al igual que las decoraciones pavimentales de la Catedral de Salerno, están realizados con taraceas de mármol polícromo de estilo cosmatesco.

Catedral de Salerno

Numerosas iglesias y basílicas del centro y el sur de Italia conservan un extraordinario patrimonio de mosaicos grabados, auténticas alfombras de piedra todas ellas realizadas por la misma escuela de artesanos: los Maestros Cosmatescos, marmolistas romanos activos alrededor del siglo XII. Su nombre ha llegado hasta nosotros gracias precisamente a la firma «Cosma» grabada en varios puntos de sus obras.

La obra

La catedral de Salerno, una joya del estilo románico, fue fundada a principios del siglo XI tras la conquista de la ciudad por parte de Roberto Guiscardo, y fue consagrada por el papa Gregorio VII, exiliado en la ciudad, para nombrar a Salerno como capital del ducado normando. Ampliada tras el descubrimiento de las reliquias de San Mateo el apóstol y el evangelista, patrono de la ciudad, y restaurada en el siglo XVII, la catedral sigue siendo uno de los monumentos medievales más importantes de Campania.

Sus mosaicos, obra de los célebres maestros cosmatescos, representan, gracias a su singularidad, su notable tamaño y su calidad artística, un extraordinario testimonio del arte de la taracea en Italia. En efecto, los artesanos que trabajaban en la fábrica del Duomo consiguieron crear a través de la técnica musivaria más refinada auténticas «alfombras de piedra»: sus decoraciones, plagadas de símbolos místicos, se basan en la variación continua del motivo de la circunferencia, alrededor de la cual se entrelazan decoraciones geométricas complejas compuestas por formas de triángulos, cuadrados, rectángulos, rombos, hexágonos y octágonos embellecidos con mármoles y teselas multicolores que hacen que el diseño de cada panel sea único.

High
Mid
Low

Titolo

Descrizione