Museo Arqueológico A. Salinas, Palermo

El mosaico de las estaciones, descubierto en el interior de una villa romana situada en pleno corazón de Palermo, se conserva actualmente en el Museo Arqueológico Salinas.

La triunfante figura de Neptuno, dios de los mares, destaca en el magnífico mosaico de las estaciones descubierto en la domus romana de Villa Bonanno, en Palermo, y actualmente conservado en el Museo Arqueológico A. Salinas. El busto de la divinidad, junto con otras figuras alegóricas, está enmarcado en un panel octogonal decorado en los bordes con un delicado motivo ornamental de doble trenza.

La Colección

OVS
ARTS
NEWS

Arts of Italy no es tan solo un proyecto que aúna de forma creativa los lenguajes de la moda y el arte. Su objetivo principal es el de acercar el patrimonio artístico italiano a la comunidad de OVS a través de una narración inédita. Por ello hemos creado las Art News, pequeñas píldoras con curiosidades, anécdotas y sugerencias para conocer mejor el arte italiano, que nos permitirán volver a descubrir, apreciar y valorar la extraordinaria belleza que tenemos ante nuestros ojos.

Mosaico de las Estaciones, Palermo

El Museo Arqueológico A. Salinas de Palermo, convertido en museo nacional en 1860 y dedicado en la actualidad al célebre arqueólogo Antonio Salinas, posee una de las más ricas colecciones de arte púnico y griego; pero fue sobre todo el aflujo de materiales procedentes de las excavaciones realizadas en gran parte en Sicilia, entre los que destacan los grandes mosaicos hallados en Palermo, el que determinó la relevancia y el papel central del museo, considerado la institución museística más importante y antigua de la isla.

Mosaico de las Estaciones, Palermo

Además del famoso Mosaico de las Estaciones, el Museo Arqueológico A. Salinas de Palermo conserva otro extraordinario tesoro: el mosaico pavimental que representa a Orfeo rodeado de animales. Según el mito, Orfeo, hijo de Calíope, fue un gran poeta y cantor, que, con la lira recibida como regalo de Apolo, su presunto padre, tocaba encantadoras melodías que tenían el fascinante poder de mover las montañas, aplacar las tormentas y calmar a las fieras más feroces.

Il Mito

En el majestuoso Mosaico de las Estaciones conservado en el Museo A. Salinas de Palermo destaca la figura de Neptuno, dios de los mares. Su festividad, la Neptunalia, se celebraba el 23 de julio con juegos acuáticos como las famosas naumaquias, grandiosos y carísimos espectáculos en los que se representaban auténticas batallas navales organizadas en embalses naturales o artificiales inundados para la ocasión. La más famosa es la organizada por Julio César en Roma en el 46 a. C. para celebrar sus triunfos.

La obra

La villa Bonanno de la Piazza della Vittoria de Palermo fue descubierta por casualidad en 1868 por el director de antigüedades de Sicilia Francesco Cavallari, que comenzó a sacar a la luz los restos de dos construcciones romanas pertenecientes a familias patricias. Precisamente en el interior de uno de los dos edificios, formado por una zona de vivienda y otra termal, fue hallado el célebre Mosaico de las Estaciones, procedente de la época severiana, o, lo que es lo mismo, de las primeras décadas del siglo II d. C. Sus ambientes están decorados con una riquísima pavimentación musivaria compuesta por un gran panel, decorado en el borde con un marco de doble trenza amarilla, roja y verde, dividido a su vez en 20 paneles separados por 12 medallones circulares y en forma de almendra decorados con representaciones de peces.

En la gran alfombra musivaria, inspirada en los modelos de origen oriental, los sujetos aparecen representados según una colocación precisa: figuras sentadas de hombres sabios por una parte, los amorcillos de Zeus por otra, mientras que en la sección central destacan cuatro imponentes medallones con las alegorías de las estaciones. La última parte del panel, en cambio, está dedicada a los cuatro atlas y a los bustos de divinidades colocados en diagonal: Helios, Hércules y un gran Neptuno triunfante hacen de marco a las figuras de Dionisio y el Grifo, acompañadas de la encarnación de Europa y Zeus con rasgos de Toro. El recorrido iconológico del mosaico, con sus representaciones, evoca las alegorías de la esfera dionisíaca que aluden a las fases de la iniciación a los cultos mistéricos, extendidos precisamente en época severiana junto a la religión oficial.

High
Mid
Low

Titolo

Descrizione